Para la diseñadora oriunda de Bruselas, Diane Von Fürstenberg, el famoso vestido de corte cruzado fue el que pagó sus deudas, y en sus entrevistas deja claro su agradecimiento, ya que le permitió mantener durante décadas una vida holgada.

Inicialmente era un wrap up top inspirado en la prenda que utilizan las bailarinas de ballet para sus prácticas, explica en un video de su página web la diseñadora amante de las frases positivas, y fue llevado a diferentes tiendas por ella hasta que llegó a manos de la editora de Vogue en los años 70, Diana Vreeland.

La diseñadora Diane Von Fürstenberg después de su desfile en Fashion Week de Nueva York.

Esto impulsó que la prenda, ya convertida en vestido, se presentara al mundo por primera vez en la Semana de la Moda de Nueva York a principios de esa década, logrando una gran acogida por su cuello en forma de V y amarre cruzado por delante que resalta las curvas femeninas y es favorecedor para todo tipo de mujeres. 

En declaraciones durante una fiesta de aniversario de la marca Fürstenberg, la diseñadora dice que creó el icónico traje deseando que las mujeres que lo vistieran “se sintieran femeninas”.

Este año, en la edición otoño-invierno 2014 del Fashion Week de Nueva York, Fürstenberg regresó a sus raíces al presentar su nueva colección, en la cual otorgó el protagonismo al vestido wrap up, celebrando los 40 años  de su marca.

5be88904f0699e9d20e102861c3b49ee - Los 40 del traje ‘wrap’