1cc0e3f2aa436be4871e55aaa1ac94de - El terapeuta canino que recorre el mundo

Lucas es un labrador, ya alcanzó sus 10 años de edad el pasado 26 de marzo, y es sumamente obediente.

Sandra Arango, su mamá humana, lo lleva al parque en donde coordinamos la sesión fotográfica. Ella le dice sit, y  el can se queda tranquilo sentado, con su juguete favorito.

Cuando Sandra era pequeña, su papá no la dejaba tener perros, y en una pelea que tuvieron sus padres, compró a Lucas, de dos meses de edad, para su mamá, pero una vez Sandra lo tuvo en sus brazos, se lo enseñó a su mamá y le dijo: “este es tu perro… y de allí me lo quedé”.

Lo llevó a entrenar y le pasaron el mando. Lucas y Sandra hacen todo juntos. Entre sus destrezas están sentarse, acostarse y dar la pata, se para en dos patas y da la vuelta en el piso.

Las terapias

Sandra es médica de profesión y practica equitación, por lo cual investigó sobre terapia asistida con caballos. Hizo una maestría en Madrid sobre la misma con animales como perros, caballos, delfines y leones marinos.

Cuando partió a hacer la maestría a España no se quería separar de Luca  y se lo llevó. Su tutora le dijo que se lo llevara un día a la clase para practicar la terapia con él y le fue bien.

Sandrá tomó un curso de entrenamiento canino enfocado en este tratamiento con animales para poder entrenar a perros. Las terapias asistidas con animales solo pueden ser practicadas por un profesional de la salud, comenta Arango.

El can practicó en un centro de personas de la tercera edad, en donde le tocaba trabajar en grupo. Le fue bien, porque “es sociable y le encanta el contacto con los humanos”.

“El perro realmente es un factor motivacional, el animal no sustituye al profesional dentro de la terapia”, afirma Arango.

Por el mundo

Ha viajado nacional e internacionalmente, específicamente a Portugal, Francia y España, y tiene su propia etiqueta en redes sociales #Lucasporelmundo.

c58ff7c540f01656e05185b237cd0277 - El terapeuta canino que recorre el mundo51100adc4df54072327da82ef42e8ff1 - El terapeuta canino que recorre el mundo