Orgánica y vintage; así se describen las novedades en decoración navideña. Es que los tiempos difíciles llevan a enfocarse en lo vital.  Eso es lo que está pasando con la Navidad ahora que en el norte, donde se cuecen las tendencias decorativas, hay estrechez económica.
En esa onda  de enfatizar lo esencial, la decoración de esta Navidad propone volver a lo de antes, retomar las tradiciones de siempre, una Navidad vintage, replicar aquellas de la infancia propia o la de los padres y abuelos. Por supuesto, para el norte esto se expresa en  trineos de madera, nieve, coronas verdes en las puertas… Esos son los nuevos elementos que estaremos viendo junto a los santas y renos de trapo y el estampado peppermint.

Rojo vintage

Sin brillo y con sabor a antaño es la fuerte tendencia de esta Navidad, que pone en relieve materiales rústicos como el henequén, la madera, la canela y las piñas de pino. Estos tonos terrosos y cálidos se encienden con el rojo, pues dentro de este estilo,  es la única tonalidad  que da vida; no hay escarchas ni lentejuelas. bfbb9af6a51c2fc164140eb3432906f4 - Navidad: 'vintage' y nevadaTodo se enfoca en los textiles como el terciopelo y el estampado escocés, en rojo por supuesto, y en  elementos  naturales como el muérdago, las coronas de follaje verde, las manzanas, y piezas como los patines de hielo,  trineos  y guantes. Todo lo que evoque invierno y provoque sentarse con una taza de chocolate caliente cerca del árbol.

Winter wonderland

La Navidad se hace “orgánica”, lo que significa  que su decoración vuelve a la naturaleza, específicamente a los bosques nevados del norte. Los  árboles se cubren  de nieve y esto se logra no solo con diferentes texturas de nieve artificial que se colocan como guirnaldas, ramas o se rocía, sino sobre todo con la tonalidad blanca de los adornos y los diseños con el efecto de estar congelados.82b8e0a859152b96f09495e6e7b0089a - Navidad: 'vintage' y nevada

El elemento esencial: Los cristales de nieve en sus diferentes texturas, desde plástico transparente hasta  hielo seco. Le siguen en protagonismo las flores blancas o cubiertas de nieve, aun cuando sean de especies que no tienen nada que ver con el invierno, como girasoles, rosas, lirios, orquídeas u hortensias.
También en este estilo caben las piñas de pinos, los búhos, las bellotas y bolas de nieve.
El toque de brillo lo dan el plateado y el dorado pálido, y se le pueden añadir celestes metálicos. Lo importante es mantenerlo todo dentro de las tonalidades frías.

ellas.pa exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos