c06004b5d14e029c50e85af3b984d852 - Caballos y sombreros

La etiqueta del vestuario para las tradicionales carreras en el hipódromo de Ascot, en Londres,  indica que todos los asistentes deben lucir sombreros o tocados. Cada año, las damas del jet set británico que acompañan a la realeza a esta cita deportiva lo cumplen sin miramientos. De hecho, las invitadas a los cinco días de competición hacen lo que sea para llamar la atención, eligiendo pamelas voluminosas, extravagantes y llenas de color, que contrastan con la sencillez de Isabel II. Este año, su nieto, el príncipe Harry, la acompañó por primera vez, por supuesto, con un sombrero de copa.