• No salgas sin una lista de lo que quieres. El riesgo de esta fiesta de gangas es que la euforia por la rebaja te haga comprar impulsivamente cosas que no necesitas. Así que sal con un plan para no caer en el juego de comprar por comprar. A ver ¿qué regalos te hacen falta?, ¿qué necesitas en tu guardarropa o en tu bolsita de maquillaje?… Toma en cuenta que pagar en caja puede tomarte dos horas, así que solo querrás invertir ese tiempo en una rebaja que realmente vale la pena y un artículo que realmente mejorará tu vida. De seguro algo fuera del plan te llevarás, pero las probabilidades de sucumbir serán menos si vas con lista en mano.

  • Lo específico, primero. Si planeas comprar un artículo específico e importante como un televisor o una cartera de diseñador, lánzate en esa dirección primero y madruga (las tiendas abrirán desde las 6 a.m.). Así aumentas tus probabilidades de encontrarlo y comprarlo.

  • Echa todo en la canasta, y revisa después. No te detengas 10 minutos a decidir si te queda o no, si lo llevas o no. Estás compitiendo con cientos de personas por ese artículo y el tiempo es oro, así que echa todo lo que llama tu atención en la canasta y recorre el área. Una vez sientas que viste lo que querías, apártate hacia una esquina y revisa con calma lo que está en tu canasta decidiendo qué te llevas y qué no.

  • Trata de no entrar al vestidor. Hacer fila en el probador puede tomarte horas y perderás valioso tiempo. Si acaso pruébate la ropa sobre lo que llevas puesto (ese día viste una camiseta ligera y zapatos de meter para poder probarte rápidamente). Si estás casi segura que esa pieza no te quedará, no pierdas tiempo con ella en el vestidor.

  • ¿Será que puedes dejar el carro en casa? Dura pregunta pero que vale la pena responder con un “sí”. El año pasado, a algunas personas les tomó dos horas salir del estacionamiento de un centro comercial. Por lo que te recomendamos estacionar lo más lejos posible de las tiendas y cerca de una salida, o hasta en una calle aledaña para poder salir sin hacer fila de autos. O sencillamente, viaja en taxi mañana. Si saldrás del mall con muchos paquetes, arregla para que alguien te recoja.