porlasombrita221000 - Manual para conseguir lo que quiera

Me salió bien el título de esta columna. ¿Les gusta?, ¿Por eso hicieron click? Yo quería conseguir que ustedes me leyeran y ya los tengo aquí. Funcionó.

Oigan, no se vayan. No sean así.

Algunos saben que sueño con escribir un gran éxito de ventas. No importa si es de autoayuda y por eso he hecho algunos intentos y propuestas de manuales, pero todavía no consigo una gran casa editorial interesada. ¿Qué les puedo decir? A veces la gente no aprecia lo bueno.

Manual para que nadie la note Manual para no saludarManual para desmotivar a los empleados y Manual para caer mal en la oficina son de mi cosecha. Algunos me han traído aplausos; otros,  ojos torcidos en mi trabajo. Pero, reconozco que eran títulos negativos. Así que me dije: ¿Hasta cuando con esa mala actitud, Roxana? Por eso he sacado la escarcha (agarré la de mi hija), pegatinas de unicornios (sí, también son de mi hija) y escribo ahora mismo en un teclado rosa; bueno, imaginen que es así. Con todo eso les quiero vender esta propuesta:

Manual para conseguir lo que quiera

Aclaro que los consejos que daré no los he puesto en práctica. ¡Esperense, no se vayan!

No son inventos míos. Son fórmulas que he visto que a otros les ha funcionado y les ha permitido conseguir una cita, una entrevista o una gran oportunidad.

  1. Escriba ese email. ¿Qué está esperando? Si quiere contactar a una persona que usted cree le puede ayudar en un proyecto o idea ¡hágalo! No esté pensando que esa persona está ocupada, que su email no le va a llegar, que a usted nadie lo conoce (lo que quizás es verdad), que su propuesta es muy descabellada. Atrévase.
  2. Vuelva a escribir. Usted redactó el email, pero no le han contestado. O sí le respondieron más o menos así: cri, cri… sonido de grillos en la vasta noche. Sé lo que se siente. Bueno, escríbale otra vez. ¿Qué tal si la persona estaba de vacaciones? ¿o si lo leyó y dijo que lo iba a contestar después, pero se enredó? Inténtelo de nuevo. ¡Vamos!
  3. No se llene de pensamientos tontos. Pensamientos tontos son: debe ser que le caigo mal; debe ser que usa un teléfono Samsung y vio que mi mensaje se lo mandé desde mi Hawei; escribí en Arial y a ella le gusta Helvética; será que ella es Calle Arriba y yo, Calle Siete… Esas son ideas tontas, que no nos dejan avanzar. A veces la mente nos lleva por verdaderos caminos de la perdición.
  4. Ofrezca algo que le convenga a la otra parte.  Aquí me pongo seria y les tengo que confesar que a veces se me acerca gente con ideas que yo digo: esto no tiene nada que ver con la línea de mi trabajo o con algún gusto personal mío. Me recuerda a aquella amiga secreta que me regaló un reloj de pulsera porque nunca me vio uno. ¿Nunca pensó que no me gustaban?
  5. Mantenga la fé en su proyecto. Si  crees que lo suyo es un proyectito, un emprendimientito, una ideita… Eso será siempre. Cuando alguien quiere que le entreviste por sus joyas, pero no las usa, me deja pensando si cree en lo que hace. Uno tiene que ser el embajador de lo que hace. ¿No?

Quiero cerrar mi manual diciendo que a lo largo de mis años como periodistas he visto grandes ideas, productos y proyectos bellos que no avanzaron. No basta con tener una buena idea, hay que creer en ella, divulgarla, persistir y no rendirse.