13abr EL sombritaoriginal - ¿Qué lleva en esos cartuchos?

 

Todos conocemos a una señora de los cartuchos. No digan que no. Quizás la frecuentamos en el trabajo, tal vez es una vecina o muy probablemente es una tía o abuela.

 

Es una señora, no es un señor. De todos es sabido que los hombres no cargan. No mijito. Cuando un hombre sale a la calle no lleva nada en sus manos, y cuando regresa, menos.
En cambio la mujer siempre trae. Tengo varias amigas que van al interior y así sea en bus se regresan con un saco de naranjas o una guinea,  pero si va el señor fortachón, este no trae nada. Él no va a estar cargando. Así mismo lo dice.

 

Pero volvamos a la señora de los cartuchos. Esa que donde va llega con una bolsa. Y no es chiquita. ¿Tú qué traes ahí?, le preguntan los demás. Algunos solo para molestar.
De seguro trae agua. Tiene que hidratarse. Lleva fruta por si le da hambre. Paró en el semáforo y compró limones. Dos bolsas para llevar a la suegra o a la hija. También lleva una lata de soda vacía porque se la tomó y le dio pena tirarla por allí.

 

La señora de los cartuchos es regañada en su casa porque siempre anda con ese poco de cosas, porque le hace mal a la espalda, (va y se cae). Hasta la regañan sus hijos porque eso da mala imagen, ¿qué clase de presentación es andar por allí con un cartucho? Pero ella no les hace caso porque cuando necesita algo, lo tiene a mano. Siempre tiene algo que resuelve en esos cartuchos.

 

Y es que se le parte el corazón al ver a una persona en la calle vendiendo limones bajo el sol o a un señor mayor que vende peinillas en la calle. Ella va y le compra para ayudarlo. Yo diría que su corazón es mucho más grande que todo eso que suele llevar en los cartuchos.
La próxima vez no la regañen tanto ni se rían de esa persona que siempre carga mucho para todos lados. Sus razones tiene.

Contenido relacionado