fdd92bb8661fbab4f826dc1455e49739 - 2014, ya te vas

El año 2014 va camino a la puerta. Arrastra los pies, desganado, encorvado, con la cabecita blanca. Han sido 365 días de trajín. 
De enero a mayo vivió una campaña política que parecía nunca iba a acabarse. Banderas, suéter, gorras, dimes, diretes, despilfarro. Políticos comprando y votantes vendiéndose.

En África azotó el ébola; en Centroamérica, el dengue y el chikungunya. A Panamá llegaron las dos anteriores, más casos de leptospirosis.
El mundo quedó en vilo con la desaparición del vuelo de Malasya Airlines. Nadie sabe, nadie supo, qué fue de sus 239 ocupantes.
El 7 a 0 que le propinó Alemania a Brasil en su propia casa, en su propio Mundial, hizo que a más de uno se le aguaran los ojos.

A este año le tocó despedir a varios grandes: Maya Angelou, Gabriel García Márquez, Óscar de La Renta y Víctor Martínez Blanco. El mundo se quedó sin el carismático Robin Williams, sin el genial Chespirito y sin que volviera a despertar Cerati.

Por los cubetazos del Ice Pocket Challenge 2014 cogió un resfriado que no se le ha quitado y no le ha ayudado a mejorar oír una y otra vez Libre soy de Frozen.
También hubo alharaca en el mundo tecnológico: la llegada del Iphone 6; la noticia de que WhatsApp indicaría si el destinatario leyó tu mensaje y no le dio la gana de contestarte; el ataque cibernético a Sony.

Pero, a pesar de todo, este año se va satisfecho. Le tocó un Mundial de Fútbol.
Asistió a los 100 años del Canal. Vio a la valiente Malala recibir el Nobel de la Paz.  Lo flechó Lupita Nyongo, a la que le cantó ‘Yo quiero estar contigo, vivir contigo, bailar contigo…’ a lo Enrique Iglesias.

Y a pesar de lo intensa que fue la campaña política panameña, el final fue bueno: el pueblo votó por un cambio y el gobierno saliente lo aceptó con gallardía.
El deporte panameño tuvo grandes logros: Jaime Penedo triunfó con el LA Galaxy, en Estados Unidos. Alonso Edwards voló y brilló en la Liga Diamante de Atletismo. Y un nuevo nombre se suma a la constelación de atletas nacionales:  Atheyna Bylon ganó el oro en el Campeonato Mundial de Boxeo Femenino aficionado.

La muerte de Rubén Gerschfeld, el empresario panameño que por su generosidad se ganó el apodo de Don Colchón, permitió a los panameños recordar que sí hay gente noble en este país — ¡son los más! —,    no debemos olvidarlo, no importa cuantos titulares sobre corrupción salpiquen los noticieros todos los días.
2014 presenció, casi al final,  un avance esperanzador en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.
Tal vez sí hubo  razones para bailar Happy, como lo hizo hasta la saciedad Pharrel Williams.

Del otro lado de la puerta se oyen los pasos de 2015. Es un bebé. Ansiosos lo esperamos. A ver qué nos traes, a ver qué te damos.
 
Pd.  2014 a veces quiere quejarse de lo que le tocó vivir, pero luego recuerda que fue el primero en ver cómo se aterriza en un cometa y se le pasa.
 

ellas.pa exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos