finan1500 - ¿Está bien asegurado?

Los seguros permiten reducir el impacto negativo que una contingencia o peligro nos pueda producir.

Para ello es importante contar con la asesoría de un buen corredor de seguros, un profesional autorizado por la Superintendencia de Seguros y Reaseguros de Panamá que se debe caracterizar por su conocimiento técnico, una ética intachable y la convicción de que su mayor interés sea el cliente y no ganar comisiones.

Esta persona le debe ayudar a analizar el mercado y los posibles riesgos que usted enfrenta para encontrar el o los seguros que mejor se adapten a su realidad y nivel de riesgos.

Su asesor le debe presentar recomendaciones buscando las mejores coberturas con las aseguradoras más solventes, ayudarle y facilitar todos los documentos requeridos.

Sobreseguro e infraseguro

El asegurado es la persona expuesta al riesgo. El corredor debe ayudarle y evitar incurrir en sobreseguro, lo cual es la situación en que la suma asegurada es superior al valor real del bien asegurado. La situación opuesta es la de infraseguro, que resulta cuando la suma asegurada es inferior al valor del interés asegurado.
Miles de propietarios de viviendas creen estar debidamente asegurados, por ejemplo contra incendios, y no lo están porque le han hecho mejoras a su casa o esta incrementó su valor de mercado y el seguro que tienen los hace estar infrasegurados. Llame a su asesor de seguros y revise el valor.

Antes de asegurar un carro o una moto debe quedar claro lo que se quiere proteger, las coberturas que se quieren contratar y su valor monetario. Esta última característica es especialmente importante cuando lo que se desea asegurar es una casa y su contenido. Es fundamental evaluar correctamente el valor de los bienes. De ello depende tanto la satisfacción y tranquilidad del asegurado como el equilibrio técnico del asegurador para ajustar sus cálculos y garantizar las coberturas.

Es importante considerar lo que exponen los expertos en cuanto a las coberturas de seguros. Así, al valor que el tomador atribuye a los bienes se le denomina suma asegurada, que es el límite máximo de indemnización que pagará la aseguradora en caso de siniestro. Dentro de este concepto se distinguen dos componentes: 1. El valor del bien asegurado: es el precio en el mercado del bien que se asegura, es decir, lo que el bien cuesta, 2. El interés asegurable: es la relación económica que tiene el asegurado con el bien protegido en la póliza.

Para estar plenamente asegurado tiene que existir un “seguro a valor real”, es decir, que la cantidad que se fije en la póliza refleje con exactitud el valor del bien. En caso de siniestro, la indemnización coincidirá con el valor del daño sufrido.

Algunas personas consideran que un asesor de seguros no es necesario y proceden por cuenta propia. Pero a menudo el asegurado solo no conoce bien los pros y contras de los seguros. También puede no entender bien las cláusulas de la póliza. Al estar indebidamente asesorado puede haber complicaciones ante un siniestro.

Contenido relacionado

ellas.pa exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos