900x900 - El precio del dinero

Los intereses son el precio del dinero. No son buenos ni malos; todo depende de si yo soy el deudor o el inversionista. Si yo invertí mi dinero o lo presté, los intereses están a mi favor, mientras que si pido prestado, serían mi carga financiera adicional.

Pagaré más o menos intereses dependiendo de la cantidad que solicite en préstamo y plazo para devolverlo y el método de cálculo de intereses. A mayor monto y/o mayor plazo, pagaremos más.

Dinero en préstamo

Cuando deposito mi dinero en una institución financiera, realmente lo presto a ella. Asumo un riesgo y espero obtener una ganancia a cambio: el interés. Mientras el dinero colocado en préstamos está aumentando, el dinero que está quieto no. Más bien, se está depreciando por la inflación.

Existe el interés nominal y el efectivo: El interés nominal es el interés simple que ganaremos al final de un plazo por invertir nuestro dinero o el interés que tendremos que pagar por un préstamo.

Si yo deposité en mi cuenta de ahorros $500, presumiendo que me pagarán intereses simples al final de año a una tasa de 2.5% anual, tendré intereses por $12.50. No siempre es así, porque la ley bancaria autoriza a los bancos a calcular los intereses sobre el saldo promedio más bajo del trimestre, lo cual implica que si deposita y retira una suma, esta varía, y de allí surgiría el promedio.

El interés real es el que toma en cuenta factores como costo del dinero para la institución financiera, la inflación o devaluación de la moneda. Las instituciones financieras tienen la obligación de informar al cliente sobre la tasa efectiva o real.

Pregunte siempre por el interés nominal y el interés efectivo o real cuando ahorre o pida prestado. No es lo mismo que le cobren los intereses sobre lo que adeuda (saldo) a que se los cobren por adelantado, que es lo que hace la mayoría de las financieras.

Hay dos formas de calcular intereses: interés simple e interés compuesto. Para calcular el interés simple, tomo el monto inicial y lo multiplico por la tasa de interés y el tiempo, con base en la fórmula Interés I = Monto inicial x tasa x tiempo

Digamos que invertiré $100 a una tasa anual del 2% durante un año. Entonces mi resultado final sería de $1, porque usando la fórmula multiplico 100 x 2% x 1 y me da dos dólares.

El interés compuesto es el interés sobre el interés. Para un inversionista es mejor un interés compuesto, ya que el nuevo cálculo de lo que ganaré con mi dinero será mayor cada vez.

La fórmula para calcularlo es la siguiente: Donde Vf = valor futuro; VA= monto inicial; j = interés anual; m = número de veces que se capitaliza el interés; t = tiempo.

Si invertí 100 dólares a una tasa del 10% anual, que se capitaliza (se vuelve a calcular) cada trimestre durante tres años, obtenemos lo siguiente: Vf =P ($100.00) x j (0.10 o 10% expresado en decimales) x n= 4 (hay cuatro trimestres en un año) multiplicado por tres años. Entonces el resultado es de $134.49 al finalizar los tres años.

Comprender a cabalidad este tema nos permite tomar mejores decisiones.

 

Contenido relacionado

ellas.pa exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos