29sept enfoco cora1 e1507051942230 - ¿Conoces el síndrome del corazón roto?

El palpitante órgano llamado corazón está en peligro, en especial en las mujeres. En Estados Unidos hay una alerta: las enfermedades relacionadas al corazón son la causa número uno de decesos en las damas. En Panamá, según las estadísticas de 2015 del Ministerio de Salud, las enfermedades isquémicas del corazón se posicionan en el cuarto lugar de muertes entre la población femenina, sin contar otras enfermedades relacionadas órgano principal del cuerpo humano que también cobra vidas.

Hoy, 29 de septiembre, se celebra el Día Mundial del Corazón, como una estrategia de la Organización Mundial de Salud y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) para llamar la atención acerca de las enfermedades cardiovasculares y su control.

Los estudiosos señalan que es la tardía atención la que desencadena resultados fatales. En parte porque los malestares se detectan en las mujeres entre los 40 y 60 años de edad, agravados por factores de riesgo como presión arterial, diabetes, obesidad y cambios hormonales con la entrada a la menopausia, y como una secuela del tabaquismo.

29sept enfoco cora3 - ¿Conoces el síndrome del corazón roto?

La internista y cardióloga colombiana Ana Múnera Echeverri, quien estuvo como exponente en el reciente Congreso Interamericano de Cardiología en Panamá, advierte de que el cuidado del corazón es una tarea que debe iniciarse desde la infancia, enseñando a las niñas a tener una alimentación sana y adecuada. “Al fin y al cabo, son las niñas las que serán madres y podrán fomentar el hábito cuando formen en su momento su propia familia”, deduce la especialista.

Su colega, el cardiólogo Leonardo Rodríguez, quien labora en el Cleveland Clinic de Ohio, Estados Unidos, aconseja incluir en la rutina una sesión de ejercicios. Salir a caminar por 15 minutos o encontrar un ejercicio que disfruten será positivo para su bienestar, fuera de la agenda laboral o los quehaceres hogareños.

Se estima que 150 minutos invertidos en la actividad física a la semana pueden mejorar notablemente la condición del corazón. “Sabemos que las personas que hacen ejercicio todos los días tienen menos incidencia de enfermedad cardiovascular”, dice el doctor Rodríguez.

Incluso caminar dos o tres cuadras al día, aparcar el auto lejos de la oficina o estar de pie frente al ordenador, lo que obliga a cambiar la posición de los pies entre minutos, puede mejorar la condición física.

29sept enfoco cora2 - ¿Conoces el síndrome del corazón roto?

El dolor en el pecho no es la única manifestación que puede presentarse como alerta de una falla cardíaca en las mujeres.

EMOCIONES AL LÍMITE
Muchas veces las mujeres pueden sentirse agobiadas, y al pasar por una situación emocional se le manifiesta el takotsubo o “síndrome de corazón roto”. De acuerdo con Rodríguez, episodios trascendentales como la muerte de la pareja o de un ser querido pueden llevar a una persona sin un historial de enfermedad cardíaca al debilitamiento de algunas partes del corazón, ya sea la punta o el músculo central. Esto requiere de una asistencia médica. El síndrome del corazón roto no es exclusivo de las mujeres; varones pueden experimentarlo de igual manera.

Tómeselo en serio
A las mujeres se les puede hacer difícil identificar una falla cardíaca puesto que los síntomas a menudo suelen confundirse con el agotamiento físico. “La enfermedad coronaria suele expresarse diferente en el hombre que en la mujer”, atestigua el galeno. “En ellas es más común que sientan fatiga y dificultad para respirar después del ejercicio [también puede darse] la aparición típica de dolor en el pecho que experimentan sus pares varones”.

Para Múnera Echeverri, muchas veces incluso en la servicios de urgencia los síntomas en las mujeres son confundidos con crisis de estrés o de ansiedad, esto tiene otras complicaciones a largo plazo, puesto que no se reciben las medicinas del tratamiento y se da el agravamiento.

Una guía de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) cita los siguientes signos generales relacionados a los problemas del corazón: dolor en el pecho (dolor intenso o presión), dolor en la parte superior del cuerpo (brazos, cuello, mandíbula, espalda y estómago superior), dificultad para respirar, sudoración fría, fatiga inusual o inexplicable, sensación de mareos, náuseas o malestar estomacal.
Por ello se recomienda a los pacientes en general con cuadros de dolores torácicos que asistan rápido al cuarto de urgencias, donde pueden recibir un tratamiento oportuno, insiste Rodríguez.

Guía para comer en favor del corazón
Además del ejercicio, llevar una dieta balanceada favorecerá el mantenimiento de su corazón. Frutas y vegetales proveedores de vitaminas antioxidantes como la A, C y E, que previenen la obstrucción de las paredes de las arterias, son ideales. Los granos, cereales y los frutos secos ricos en fibra mantendrán a raya el colesterol y la diabetes.

Entre las carnes, el pescado destaca como coadyuvante, en especial el salmón por su carga de ácidos grasos omega 3, que desinflaman los vasos sanguíneos.

El consumo de aceite de oliva es otro de los aliados en el cuidado del corazón. Y si de antojos se trata, una porción de chocolate amargo actúa como protector del sistema cardiovascular.