11sepeccema00 - El 14 de septiembre es el Día de la dermatitis atópica

El 14 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Dermatitis Atópica una fecha que aspira a crear conciencia, comprensión y promover la atención del eccema atópico.

Si bien no es una enfermedad que ponga en peligro la vida, sí afecta la calidad de vida y la autoestima de quien la padece. Desde afuera las personas solo ven lesiones en la piel que generan un rechazo, sin saber que no se contagia y que quien la padece sufre constantemente por ese rechazo.

Adultos y niños muy pequeños pueden desarrollar síntomas. Las familias se  ven afectadas. Hay niños que lloran de noche por las lesiones y la comezón. Lo que se traduce en agotamiento de los padres, sufrimiento por la impotencia de ver a su hijo con dolor, estrés e incluso baja productividad laboral.

Esta afección es la forma más común de eccema. Se trata de una enfermedad sistémica incurable, crónica e inmune con un efecto debilitante en el 2-10% de los adultos y el 20% de los niños en todo el mundo, según un comunicado emitido por Sanofi Genzyme .

“Algunas de las medidas preventivas ante la llegada de la COVID-19, como el lavado frecuente de manos puede tener efectos no deseados en los pacientes con esta condición. La frecuencia y el uso de algunos jabones, desinfectantes o geles alcoholados pueden activar el círculo del rascado como respuesta a la picazón lo que empeora los signos y síntomas en la piel provocando más inflamación. Las lesiones de la piel son solo un signo visible de lo que sucede en las capas mucho más profundas de la misma”, comentó Luis Sarmiento, Medical Manager Immunology de Sanofi Genzyme en la región Pacífico & Caribe.

Cuando las personas que viven con eccema atópico reciben atención oportuna y adecuada es posible lograr una mejor calidad de vida. El diagnóstico les permite tomar medidas y aprender más de su enfermedad.

Por ejemplo, los detergentes agresivos (entre más espuma produzca, más fuerte es), los gel alcoholados, la ropa sintética son elementos de la vida cotidiana que deben evitar y al hacerlo probablemente  empiecen a notar una mejoría.

Sin embargo los síntoma suelen confundirse y las personas suelen pasar por muchos consultorios antes de recibir la confirmación de la enfermedad.

Desmitificando la dermatitis atópica

No es contagiosa. La condición es muchas veces por herencia y tiende a repetirse dentro de la familia

Puede aparecer en cualquier parte del cuerpo

Por año un paciente puede  tener hasta 192 días de exacerbaciones (brotes intensos), es decir, durante más de 6 meses tienen comprometido su estado de salud.

Los pacientes reportan un serio impacto de la enfermedad en sus emociones. 30% revela bastante consecuencias emocionales y dos terceras partes no se siente optimista en relación con su enfermedad.

El 72% de los pacientes con dermatitis atópica de moderada a severa tiene otras afecciones que incluyen asma, alergias, conjuntivitis alérgica, alergia alimenticia, rinosinusitis crónica o pólipos nasales.

También puede leer Esa erupción ¿no será dermatitis atópica?