734f5e5c32684d824e16b8be69077242 - Cuando falla la tiroides

La glándula tiroides podría describirse como el acelerador del organismo. Si libera poca hormona tiroidea puede ocasionar hipotiroidismo; cuando libera demasiada, hipertiroidismo. Físicamente, la glándula se ubica en la base del cuello por delante de la tráquea.

Una persona con hipotiroidismo probablemente estará cansada, débil, será menos tolerante al frío, perderá más cejas, le costará concentrarse, tendrá problemas para bajar de peso y para embarazarse.

El hipotiroidismo es una enfermedad autoinmune, en la que por error el sistema inmunológico ataca las células sanas. Este tipo de enfermedad es más común en hombres que en mujeres, explica el endocrinólogo del hospital Santo Tomás José Montenegro, y esto puede estar relacionado por la influencia de las hormonas como el estrógeno. El doctor formó parte de un panel sobre hipotiroidismo y embarazo organizado por la farmacéutica Merck.

Aunque algunos síntomas son muy claros, muchas personas no presentan ninguno.

La evaluación de la tiroides se hace obligatoriamente en los recién nacidos dentro de las pruebas de tamizaje, y en los adultos es recomendable hacerse la prueba de la hormona estimulante de la tiroides TSH cada cinco años.

El tratamiento consiste en tomar de por vida el medicamento levotiroxina, una píldora diaria que se ingiere generalmente en ayunas y se suministra en microgramos, dependiendo de las necesidades del paciente.

El factor hereditario. Cuando la hermana de Silka Bethancourt empezó a quejarse de un ardor desde el cuello hasta el tórax se hizo varias pruebas médicas. Ninguna arrojaba pistas, hasta que un endocrinólogo le sugirió hacerse la prueba de TSH.

Sus niveles resultaron tan críticos como los de una paciente en coma. Tenía hipotiroidismo. En ese momento recordó que su madre padecía de hipertiroidismo.

Silka, profesional y madre de familia, ya en sus 40 años decidió también hacerse la prueba. Reveló que también lo padecía.

“Me dije ‘voy a hacerme el examen’ aunque no tenía grandes síntomas, pero sí había notado que a veces estaba más cansada y que me costaba bajar de peso a pesar de que hacía ejercicio, pero pensaba que era por mi edad”.

Contar con familiares con antecedentes de problemas en la tiroides y tener más de 30 años también inciden en la posibilidad de tener hipotiroidismo.

Desde que toma el medicamento, Silka se siente mejor y también mejoró su peso.

Las futuras mamás con hipotiroidismo no deben descuidar su tratamiento.

El endocrinólogo Manuel Cigarruista, que atiende en Chitré, comenta que una vez que los pacientes se acostumbran a tomar su medicamento diario y a ver los cambios positivos en su bienestar, no lo abandonan.

A él le ha tocado ver casos de personas que por años estuvieron sintiéndose fatigadas, cansadas, y por no consultar un médico no podían desarrollar su potencial. Asegura Cigarruista que si se toma en la dosis correcta, el medicamento no tiene ningún efecto secundario.

Para determinar cuál es esa dosis, el especialista recomendará exámenes periódicos. Con el paso de los años se suele requerir aumentarla. Una dosis muy alta puede producir taquicardia y pérdida de calcio de los huesos.

En los hombres el hipotiroidismo puede estar asociado con la disfunción eréctil, y en las mujeres podría provocar galactorrea, que es cuando produce leche materna sin estar embarazada. Aunque ambas condiciones pueden deberse a otras causas, no se pueden descartar problemas con la tiroides.

Personas que comen bien y están en forma pero presentan colesterol alto también deberían revisar su tiroides.

Embarazo e hipotiroidismo. El embarazo no desencadena ni agrava el hipotiroidismo, pero es importante en este período atender esta enfermedad porque puede afectar el parto y al bebé.

El doctor Montenegro recomienda a todas las mujeres en su primer trimestre de embarazo hacerse una prueba de TSH. Si la evaluación presenta valores normales no hay más nada que hacer, pero si no es así o si la paciente ya sufre hipotiroidismo es importante que siga su tratamiento.

Montenegro se ha encontrado con algunos casos en que el obstetra, durante la gestación, y luego el pediatra por la lactancia materna, le dicen a la paciente que suspenda el medicamento, lo que es un error.

La embarazada con hipotiroidismo debe hacerse la prueba de TSH en cada trimestre para determinar si es necesario aumentar la dosis. La levotiroxina no produce ningún efecto negativo en el bebé, pero dejar de tomarla podría aumentar el riesgo de un parto prematuro o que el niño presente más adelante problemas de aprendizaje.
SÍNTOMAS DE UNA TIROIDES LENTA

  • Cansancio.
  • Disminución de la capacidad de la memoria.
  • Mayor sensibilidad al frío.
  • Cabello o uñas delgadas y quebradizas.
  • Piel seca o escamosa.
  • Depresión.
  • Dolor en las articulaciones o en los músculos.