4e82fa21fdf4c46fcca8f3e450ae38bd - Inteligencias múltiples

Cuando pensamos el momento de traer un hijo al mundo, idealizamos a personajes de la historia. Deseamos que nuestros hijos sean los protagonistas de hechos relevantes para demostrar su inteligencia en todos los aspectos de la vida.

En la historia de la humanidad, grandes hombres y mujeres con talentos han dejado huellas palpables que han permitido al ser humano enfocarse en lograr metas y retos. Celebridades como Albert Einstein, Isaac Newton, Mozart, Vivaldi, Saramago o Ricardo Miró aportaron a la sociedad estudios, pruebas científicas, descubrimientos de la naturaleza, la medicina, la educación, la psicología, la música, la poesía, las matemáticas, etc.

Siendo esto de relevancia, surge la pregunta: ¿Cómo algunos seres humanos de la época antigua o moderna sacaron conclusiones y teoremas de la nada, algunos de ellos sin estudios, solo con las bases de la lógica y la percepción de la naturaleza? Todo esto fue debido a los talentos o facultades que ellos poseían.

Al gestar nos enfocamos en estimular a nuestros bebés con música, sonidos, luces, cuentos, y les hablamos para que identifiquen voces; desde ese instante ya estamos estimulando las inteligencias múltiples que nuestro gran cerebro tiene como potencialidad.

Fortalezas y capacidades. Nacemos con talentos. Si observamos desde el nacimiento el desarrollo de los bebés, veremos que se cumplen hitos importantes como el balbuceo, gatear, sentarse y hacer la caminata, todos ellos junto con otros no menos importantes abarcan el desarrollo psicomotor, emocional, social y cognitivo de nuestros hijos. En la actualidad hemos estado presionados por la competitividad social; como padres somos capaces de fortalecer los conocimientos y aportar en nuestros hijos el desarrollo de las inteligencias múltiples, teoría que sostiene que los procesos de aprendizaje de niños y adultos deben ser reflexivos y no basados en test de inteligencias.

96f255a8fb547ce51ca1734d2ebf15a5 - Inteligencias múltiples

Justamente en el maternal y el kínder los talentos son expuestos por nuestros hijos. Es importante determinar en esa etapa las fortalezas y capacidades de aprendizaje que los pequeños de la casa exponen, para así, desde el hogar, fortalecerlas con actividades extracurriculares o especiales, sea hacia las matemáticas, el pensamiento lógico, los deportes, la cultura, las artes plásticas, o simplemente actividades de la rutina diaria en las que ellos nos demuestren talentos.

Al llevar a nuestros hijos al colegio, taller de desarrollo o universidad, observamos las capacidades y debilidades a las que  se enfrentarán fuera del hogar. Deseamos que todo lo que encuentren  sea armonioso y fructífero. Pero solo ellos con sus capacidades y el reconocimiento de sus potencialidades sabrán discernir y tolerar las diferentes variables que se encuentran al salir del hogar.

En el caso de percibir en nuestros hijos un talento hacia las artes y la música, debemos estimularlos siendo persuasivos, dándoles el apoyo para que  más allá de aprender las bases escolares y académicas puedan disfrutar de la bondad y el privilegio de poseer un talento musical y artístico.

Autoestima y  seguridad. Durante un evento social o familiar, motivar al hijo para que efectúe una dramatización, muestre un dibujo  o recite un poema, ayuda a que su inteligencia artística, corporal y autoestima afloren, exponiendo sus capacidades y virtudes que lo pueden impulsar a ser un pintor renombrado o un gran ponente o motivador social, etc.

La motivación es fundamental para que la autoestima y la seguridad sean la gran bandera de niños y adolescentes en su futuro, efectuando con ello planes de estímulo para que todo sea más fácil y posible de alcanzar. A través de los estímulos auditivos positivos, el tacto y las caricias verbales, estarán relajados tanto en el hogar como en el colegio y en la sociedad donde viven, atentos al materialismo y la competencia personal.

Deepak Chopra en su libro Las siete leyes espirituales para padres, nos invita a fortalecer los sueños, metas y propósitos a alcanzar en nuestros hijos. Esas palabras de “Todo es posible”, “Los sueños se hacen realidad”, no son solo de un parque de Disney o de una película de Pixar; cada día se demuestra que todo está en tus capacidades, fortalezas, en lo que te propongas y te enfoques por alcanzar. Mi teoría y la de muchos es que el poder de la mente y el amor que afloren desde el corazón hacia lo que te propongas harán que todo se cumpla, como en los cuentos de hadas.

674e8951c4de8039e679e285df040f44 - Inteligencias múltiples

Considero que las escuelas, colegios y universidades serían más exitosas al incluir en sus programas educación social y valores, acompañados de horas de trabajo de emprendimiento, motivación y liderazgo. De esta manera, los estudiantes serían líderes con instrumentos y herramientas que les permitan discernir y definir cuál de sus inteligencias tiene mayor potencialidad, y así evitaríamos hijos médicos que quieren ser arquitectos, o ingenieros que desean ser pintores.

Apertura hacia las nuevas tendencias. Igualmente, darles tantas oportunidades y variables a todas las capacidades a desarrollar sin tomar en cuenta los deseos de un preadolescente, que por ser aún un niño lo obligamos a estudiar o a cumplir con áreas donde en vez de crecer se está frustrando, le refuerzan la idea de que es un fracasado, palabra que marca profundamente el desarrollo emocional de un ser humano. Los fracasos no deben existir, vamos por la vida en un proceso de crecimiento que, positivo o negativo, termina siendo un aprendizaje.

Las capacidades no solo están en las matemáticas o en el español, están en las diferentes inteligencias que poseemos. Debemos desarrollarlas apoyándolos con instituciones que ofrezcan aperturas hacia las nuevas tendencias educativas, donde estudiar sea parte de la felicidad, en lugar de un dolor de cabeza.

Escuchemos a nuestros hijos, no solo por sus palabras, sino por sus gestos, actos y demostraciones; las palabras están allí, pero más allá de ellas, hay chicos que desde su silencio y sumisión aceptan órdenes y normas que generan en ellos molestias y frustraciones. Girando por el mundo de las inteligencias múltiples sabremos cuál de ellas es la de nuestros hijos, y nosotros mismos podremos equilibrarlas para así determinar el talento, y de esta manera hacer que los sueños y metas se hagan realidad.