17mayo sexo1 1000 - En el embarazo: sexo con barriga

Ya pasados los achaques, y entrando en su segundo trimestre, Muriel* no puede dejar de pensar en sexo. Así como han ido creciendo sus senos y su barriga, siente que ha aumentado su apetito sexual. Por su parte, Anna* se lamenta: su esposo, alegando que teme hacerle daño al bebé, ha guardado su distancia en la cama, y los pocos encuentros íntimos que han tenido, la han dejado sintiéndose incómoda e insatisfecha.

El sexo es parte de la naturaleza humana. Y específicamente en el embarazo, es perfectamente natural, explica el doctor Mario Vega Rich, ginecólogo obstetra. “La libido por lo general aumenta durante el embarazo”, sostiene el médico. Esto se debe a las fluctuaciones hormonales que genera el estado de gravidez. Por otra parte, hay mayor flujo sanguíneo en el área genital, lo cual hace los encuentros más placenteros.

Para varias parejas, el segundo trimestre es como un periodo de luna de miel: las náuseas que caracterizaron la primera parte del embarazo amainan, y la mujer aún está abrazando sus nuevas curvas, sin sentir que su vientre se ha adueñado de su existencia. Tampoco ha sucumbido al cansancio y a la incomodidad que marcan los últimos meses.

Durante los nueve meses, los encuentros íntimos solo deben evitarse cuando hay un problema de sangrado, amenaza de parto prematuro, cuando existen complicaciones, como placenta previa u otras situaciones de riesgo, explica Vega Rich. Pero incluso así, la pareja puede encontrar un espacio para la intimidad incorporando actos en el repertorio que no incluyan penetración, enfatiza el médico.

Por su parte, la magíster Judith Setton Bettsak, especialista en terapia familiar, de parejas e infertilidad, subraya que cada pareja tiene una dinámica diferente y que influyen factores como la edad de ella, la edad de él, cuánto tiempo llevan de relación y las circunstancias en torno a su embarazo.

“Puede ser que en un embarazo estuviste súper dispuesta, y en otro no”, elabora. “Debes escuchar y respetar tu cuerpo”.

En cuanto a la reticencia que pueden sentir algunos hombres, es enfática al decir que al bebé no le pasa nada. “Siempre es importante investigar y preguntarle al doctor”, comenta la profesional. “No saques conclusiones de cosas que no sabes. Que tu marido pregunte si se puede, no se puede, pasa algo, no pasa nada”.

La comunicación entre una pareja es vital para un buen entendimiento, evitar resentimientos, o una sensación de rechazo. “Yo no leo mentes y tú tampoco. Uno piensa que el otro piensa, pero debes preguntar. No sentir ni pensar: debes ser claro y preguntar”.

Las relaciones sexuales durante el embarazo no afectan ni a la mujer, ni al bebé, pero por razones obvias, en cuanto a posiciones, no se recomienda la del hombre arriba. Vega Rich aconseja que la mujer esté arriba, o que ambos estén de lado.

Durante el orgasmo es normal que ocurran contracciones uterinas. “Eso preocupa mucho a las parejas, pero es algo natural”, detalla. ¿Puede el sexo inducir la labor de parto? “No induce en sí, pero se secretan prostaglandinas en el semen, que producen algo de estimulación al cuello uterino”, explica el galeno.

Un error común, especialmente en las parejas que les ha costado lograr el embarazo, es dejar el plano sexual relegado. Hay que recordar que el sexo, además de su finalidad reproductiva y la conexión física que promueve en la pareja, es muy importante en el aspecto afectivo y emocional, sobre todo en estos momentos tan significativos en que ambos han sido parte de un proyecto valioso y común como lo es engendrar otra vida.

Otro aspecto que Setton Bettsak llama a considerar es el rol del hombre durante la labor del parto. “Muchas veces el hombre queda afectado o traumado al ver de cerca el alumbramiento. Algunos pueden tolerarlo muy bien, pero otros no”. En ocasiones, esto puede perjudicar la actividad sexual posterior de la pareja.

“Cada mente humana trabaja de una manera distinta; tienes que ver cómo te afecta algo emocionalmente”, precisa. Aunque un nacimiento y la llegada de una vida nueva al mundo es hermoso, la realidad es que puede ser impactante. “Puede haber un sangrado grande, desgarres, meconio, etc. Entonces, mejor es que el médico se encargue de esa parte y que tú, como marido, te mantengas al lado de la cabeza de tu mujer, sosteniendo su mano y dándole apoyo”.

17mayo sexo2 1000 - En el embarazo: sexo con barriga

9 consejos antes de reanudar el sexo después del parto

1. Paciencia. El doctor Vega afirma que hay que esperar 40 días después del parto antes de reanudar las relaciones sexuales. No hacerlo puede propiciar posibles infecciones u otras complicaciones.

2. Escucha tu cuerpo, qué te dice y qué necesita. Según Setton Bettsak, hay que darle oportunidad al cuerpo -y a la mente- a que se recuperen del parto.

3. Comunicación. Es vital para la relación en pareja. “Conversa con tu esposo, dile cómo te sientes, si no estás tan excitada o si no tienes tantas ganas, porque tu cabeza está en otra sintonía”, explica la profesional.

4. Ajusta tus expectativas. Con tiempo, todo vuelve a su sitio. Pero por ahora es normal no sentirse muy atractiva que digamos. Deja de lado las penas y miedos. De nuevo, la paciencia es importante.

5. Prográmense. Aunque no tengan relaciones, separa un tiempo de calidad con tu pareja para cenar, platicar o compartir a solas.

6. No temas decir que no. Es importante que te sientas tranquila, lista, atractiva. Procura tener los canales de comunicación abiertos con tu esposo, para que no se sienta relegado o sustituido.

7. Tomen las precauciones necesarias. Si tener otro hijo no está en sus planes inmediatos, usen un método anticonceptivo para poder disfrutar sus encuentros sin esa preocupación.

8. Lubricación. Usar un lubricante la primera vez puede aliviar incomodidad durante el coito.

9. Una ayuda está bienvenida. “Si han pasado dos o tres meses y ves que has perdido totalmente el interés en el sexo, que la comunicación ha bajado, que toda la atención está en N cantidad de cosas, menos en la relación, busca ayuda de un profesional”, aconseja Setton Bettsak.

ellas.pa exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos