saluddigestiva291000 - El 29 de mayo es el Día de la Salud Digestiva
En 2020 el Día de la Salud Digestiva está dedicado al intestino.

Hay un día para la salud digestiva cada 29 de mayo. El aparato digestivo es uno de los sistemas mas importantes del cuerpo, a través de él se absorben los nutrientes de los alimentos que se convertirán en energía para alimentar a cada célula.

La Organización Mundial de Gastroenterología celebra el Día Mundial de la Salud Digestiva. Este grupo que reúne a 110 sociedades de diferentes países y a 50 mil miembros, escogió para el 2020 como tema la importancia del intestino.

En el sistema digestivo se estima que habitan unos 100 billones de microorganismos que son los responsables de su buen funcionamiento. El ecosistema propio que forman recibe el nombre de microbiota o flora intestinal, donde coexisten microorganismos beneficiosos y patógenos. Si los patógenos son mayoría, el organismo empieza a experimentar problemas digestivos como la acidez, la inflamación estomacal, dolores, estreñimiento y en casos más severos, puede desencadenar irritaciones en la piel, cansancio, cambios en el estado de ánimo, los nervios y hasta influir negativamente en el sueño.

La microbiota intestinal participa en la estimulación del sistema inmune. El sistema digestivo contiene más de 500 millones de neuronas que están conectadas permanentemente con el cerebro. Un buen cuidado de este órgano, también podría influir en el estado de ánimo.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, las situaciones de emergencia, como la pandemia y el aislamiento social que se ha vivido en los últimos meses,  puede tener un impacto negativo en el organismo.

La neurociencia asegura que la conexión entre un intestino saludable y la función cerebral, podría tener influencia en regular las emociones y por ende, un impacto positivo en episodios de ansiedad y el estrés.

Se estima que el 70% del sistema inmune se localiza en el intestino, por ello es importante cuidar este órgano para mantenerlo sano y en equilibrio. Un estilo de vida saludable, una alimentación balanceada y el consumo de probióticos son factores que contribuyen a esto. Sobre todo, si se toma en cuenta que los probióticos tienen la capacidad de restablecer el equilibrio microbiano normal.

“La salud digestiva requiere la presencia constante y suficiente de nutrientes como la fibra y el agua, así como la inclusión de probióticos que favorezcan la flora intestinal. Todo ello junto con la actividad física dentro de la agenda de cada día”, comentó el doctor Jimmy Ciprian, gerente de desarrollo estratégico de Consumer Health Care Sanofi.

Se recomienda, además, alimentos enteros en vez de procesados, evitar el exceso de alcohol, respetar los horarios de las comidas y las horas de sueño y disminuir los endulzantes artificiales. Lo anterior mejoraría la condición del intestino y por lo tanto del bienestar en general.