La tía entrometida

A la casa de mi suegra se acaba de mudar una tía de mi esposo y cada vez que visitamos esa casa, la tía me espera con una serie de preguntas sobre mi relación (qué cuándo voy a tener hijos, qué que estoy esperando, qué por qué trabajo tanto, qué si estoy atendiendo bien a su sobrino, y pare de contar). Le he hablado sobre esto a mi esposo y él lo único que dice es que no le preste atención. ¿Cómo hago para manejar esta situación?

Ya visualizo la tía en mención... Probablemente una señora bien intencionada, con mucho tiempo libre en sus manos. Aunque este no es un problema grave, es una situación que altera e incomoda. Uno debe hacer un esfuerzo por sonreír y responder plácidamente (cuando en verdad tiene ganas de decir otra cosa). La realidad es que aquí aplica el teorema del 80-20: es 80% más fácil que tú te acoples a la situación, al 20% que a estas alturas ella cambie.
Trata de contestarle con cortesía, sin entrar en mucho detalle, y cuando haga preguntas que prefieres no contestar, dile con diplomacia que ese es un tema entre tu esposo y tú.