Entre Nos

Laura Montero: 'El 'anime' sí es para adultos'

texto. Roxana Muñoz

Marzo 8, 2017
La española Laura Montero, autora de ‘El Mundo Invisible de Hayao Miyazaki’, estuvo en Panamá para compartir las claves del éxito del ‘Anime’.

En el año 2000, Laura Montero era una estudiante de comunicación audiovisual en España, en la recta final de sus estudios. Sabía que su proyecto de tesis sería sobre cine. Pensaba en Vincent Minnelli, genio de los musicales, que para Laura son un placer culposo, dice con una sonrisa. O tal vez cine francés de la década de 1960, aunque muchos habían escrito sobre eso.

“El lunes me tienes que decir el tema”, le dijo su profesor. Ese fin de semana Laura se fue al cine como solía hacer siempre para descubrir alguna nueva película y se encontró con un cartel que le llamó la atención: era la cinta animada japonesa La princesa Mononoke (1997).

Al salir de esa sala, conmocionada por una apuesta tan bella y diferente, tuvo que volver a leer el cartel para comprobar quién era el director, Hayao Miyazaki. No lo conocía. Pero había encontrado el tema de su tesis, el mismo que luego se convirtió en un libro éxito de ventas: El Mundo Invisible de Hayao Miyazaki.

Laura Montero estuvo en febrero en Panamá para dictar conferencias sobre anime, invitada por la Embajada de Japón. Una de ellas, en el Museo de Arte Contemporáneo, trataba sobre las claves del éxito de Studio Ghibli, fundado por Miyazaki, creador de la película ganadora del Óscar El Viaje de Chihiro (2001).

Fotograma de 'La princesa Mononoke'.

 

El próximo libro de Laura, La princesa Mononoke, está por publicarse. Y forma parte de una serie de tomos dedicados al anime. Cuando ella empezó a interesarse por el tema, los dibujos animados eran vistos como algo demasiado comercial para ser tomados en serio. En España fue una pionera en el tema.

Me molestaba que la gente me preguntara ‘por qué te gusta la animación si es para niños’, pero no lo es”. En Japón, donde nació el anime, este tipo de películas aborda diferentes temas, desde muy adultos hasta más infantiles, como Doraemon, serie que Laura veía cuando era una niña a principios de 1990.

Cuando Miyazaki y sus socios fundaron Studio Ghibli lo hicieron para tener libertad creativa. “A diferencia de Disney, los personajes de Studio Ghibli no son buenos o malos, actúan llevados por la circunstancia y puedes estar o no estar de acuerdo con ellos”. Para Laura eso es una de sus cartas ganadoras.

Tanto así, que ese tipo de personajes los estamos viendo en películas comerciales como Frozen o en la serie de televisión Once Upon a Time, comenta.

En Panamá, la conferencia de Laura tuvo muy buena asistencia. Es algo que suele ocurrirle, pues piensa que la comunidad de seguidores de anime gusta de compartir ideas. Una pregunta que le hacen mucho últimamente es qué pasará ahora con Studio Ghibli, después de que Miyazaki se retirara de hacer películas. Es difícil dar un vaticinio porque, en su opinión, el estudio era Miyazaki.

Pero para el anime sí hay futuro. Hay mucho público y varios directores talentosos, como Makoto Shinkai, que ha obtenido muchos aplausos con su filme Your name.

Después de Panamá, Laura Montero viajó a Bolivia a dictar otra conferencia.

La tesis de Laura Montero, El Mundo Invisible de Hayao Miyazaki, se convirtió en éxito de ventas.